martes, 21 de diciembre de 2010

Tripanosoma cruzi

Tripanosoma cruzi


ENFERMEDAD:

Tripanosomiasis americana. Enfermedad de Chagas.

MICROHABITAD:

Tejidos y sangre.

MORFOLOGIA:

Tiene cuatro estadios de desarrollo, que son el amastigote, epimastigote, promastigote y tripomastigote. El amastigote es una estructura más o menos esférica de 4 a 7 micras de diámetro, tiene un núcleo y un quinetoplasto del cual se forma el flagelo; el promastigote también es igual al género de Leishmania, es una estructura alargada de unas 18 micras de longitud con un núcleo central y en el extremo anterior un quinetoplasto que deja la formación de un flagelo incompleto o corto. El epimastigote tiene más tamaño que el anterior, entre 20 y 22 micras de longitud, el núcleo está localizado en el centro, pero el quinetoplasto del extremo anterior se ha desplazado al centro quedando prácticamente continuo al núcleo, de ahí se forma el flagelo y queda una parte en la porción anterior empezando a aparecedr otra estructura más alargada todavía, con el extremo anterior adelgazado y el extremo posterior engrosado, tiene un núcleo en el mismo sitio, pero ahora el quinetoplasto se ha desplazado al lado contrario, que es el posterior, de ahí nace el flagelo y una membrana ondulante que recorre toda la longitud del parásito, mide alrededor de 25 a 27 micras.



CARACTERISTICAS MORFOLOGICAS EN SUS DIFERENTES FASES:

En la sangre del hombre Trypanosoma cruzi es un tripanosa fusiforme, de unas 20 micras de largo, el citoplasma se tiñe de azúl, y el núcleo, el cinetoplasto y el flagelo; de rojo y violeta. En la sangre existen dos formas: una larga y delgada y otra corta y ancha. Las dos formas presentan un núcleo situado en el centro del cuerpo y un cinetoplasto; voluminoso en las formas cortas, que aparece como una masa de color rojo o violeta obscuro y que se encuentra en el extremo posterior. En las preparaciones bien teñidas se ve que el citoplasto consta de un corpusculo parabasal ovoide y de mayor tamaño. La raíz del flagelo, el exonema, nace en el blefaroplasto y se extiende por el borde de una membrana ondulante que tiene pocos pliegues, y sale por el extremo anterior del cuerpo como flagelo libre. Los tripanosomas asumen la forma característica de “C”. Estos tripanosomas no se dividen en la sangre; sólo se multiplican en las células del sistema retículo endotelial y de otros tejidos en forma de Leishmania o en las formas de leptomonas y critidia cuando está a punto de abandonar su vida intracelular. La membrana ondulante y el flagelo desaparecen cuando el parásito penetra en una célula, y entonces el organismo se multiplica por fisión binaria y produce formas de Leishmania. En el insecto transmisor el Trypanosoma cruzi presenta la morfología general común de las fases de critidia y de tripanosoma metacíclico de otras especies de tripanosomas. Se ven formas critidiales cortas y largas que tienen el cineoplasto el el extremo anterior y el núcleo en posición central y formas intermedias con el cineoplasto en varios niveles del cuerpo, así como tripanosomas metacíclicos con el cinetoplasto el la terminación posterior y con una membrana ondulante bien desarrollada y un flagelo libre.

CICLO BIOLOGICO:

Este ciclo se puede observar en un mamífero parasitado que puede ser el hombre y otros. En sus tejidos se encuentran amastigotes del género Trypamosoma; éstos amastigotes rompen la célula quedando libres en la circulación sanguínea, se transforman en la forma móvil llamada tripomastigote y que por estar en sangre se les denomina trypomastigotes sanguíneos, mismos que pueden volver a parasitar otra célula. Pero en ese tiempo puede llegar el triatomineo y succionar la sangre de algún mamífero llevándose los trypomastigotes; éstos, en el intestino medio o estómago del triatomineo, se transforman en epimastigotes los cuales se reproducen por fisión binaria longitudinal, y quedan en la luz del intestino.

Al alimentarse éstos triatomineos que tienen capacidad de ayuno de meses o de hasta un año, su forma aplanada se torna como una pelotita por la cantidad de sangre que ingiere, con esto, en el sitio donde se alimenta, defeca y deja las deyecciones con parásitos llamados trypomastigotes metacíclicos, éste es un poco más esbelto que el sanguíneo y al ser puesto en contacto con un sitio donde exista pérdida contínua de piel, puede penetrar al organismo. Lo que ocurre es que el individuo tiene un poco de comezón y al rascarse pone en contacto las deyecciones con la herida, mediante este mecanismo penetran los trypomastigotes metacíclicos. Ya encontrandose en tejidos se puede reproducir dentro de las células, dentro de ésta o de los macrófagos se transforma en emastigote que se sigue reproduciendo en la misma hasta que se rompe, queda libre y se transforma en trypomastigote sanguíneo, el cuál puede invadir nuevas células, ya sea del sistema fagocítico mononuclear o del tejido muscular estriado, puede volver a reproducirse y continuar con su ciclo.